DVR, todo lo que necesitás saber

La seguridad ante todo, y eso es con lo que contarás de seguro al tener contigo el sistema CCTV correcto, por ello puede que hayas escuchado o leído un poco sobre lo qué es y cómo funciona (en parte), sin embargo queremos que amplies tus conocimientos sobre el tema dándote a conocer uno de los componentes fundamentales en todo este compendio de parte, por eso hoy te hablaremos sobre el mágico dispositivo que permite la grabación y almacenaje de las imágenes captadas por las cámaras de seguridad.

Previo a la instalación de tu CCTV es absolutamente indispensable que sepas que todo el camino de captación de imágenes gracias a las cámaras de seguridad desemboca a un ‘DVR’, y aunque no todos los sistemas son compatibles entre sí, si se requiere que tengas un tipo que sea compatible con tu cámara u optar por DVR mixtos.

Tipos de DVR (Digital Video Recorder)

DVR Analógico

Este es a los cuales estamos acostumbrados, por lo general disponen de entre  4, 8, 16 ó 32 canales (BNC) y se usan para conectarse a cámaras estándar con resolución de entre 450 y 1000 líneas.

Las imágenes captadas por las cámaras de seguridad entran al DVR y este se encarga de digitalizar la señal y almacenarla en un disco duro. Estas instalaciones habitualmente usan un tipo de cable coaxial o cable de red UTP al que se le conectan en ambos extremos unos transceptores.

DVR TVI/CVI/SDI

Este sistema soporta de igual manera las cámaras tradicionales como las cámaras epígrafe (TVI/CVI/SDI) las cuales son físicamente similares a las tradicionales, aunque difieren sus resoluciones, pues pueden llegar hasta los 2,4 Megapíxel (1080p). De igual manera todos los DVR no son compatibles entre sí y/o las cámaras, sin embargo el cableado de este tipo de cámaras se realizan del mismo modo que en los analógicos.

DVR IP Absoluto

Este es única y exclusivamente compatible con los modelos de cámara IP de alta resolución. Las cámaras IP envían la señal ya codificada al DVR y al manejarse mayores resoluciones, estos deben soportar elevadas tasas de compresión, para escapar de los altos consumos de ancho de banda y espacio de almacenamiento. Incluso existen los NAS (Network Attached Storage) que pueden actuar como DVR al que conectar varias cámaras IP para almacenar sus grabaciones.

El rendimiento de estos DVR se mide en Mbps y requieren la instalación de un Switch de red para conectar todo el sistema de cámaras en un mismo canal.

DVR Híbridos

Son los DVR más completos en el mercado, sin embargo es importante recalcar que todos sus canales son compartidos entre todas las cámaras, es decir, un grabador tribrido de 16 canales NO soporta 16 cámaras de cada tipo, sino que en función de cada tipo de cámara instalada tendremos más o menos canales disponibles.

Los DVR no solo ‘graban imágenes’, también son capaces de hacer streaming a tiempo real, gestionar alarmas, reproducir imágenes grabadas, extraer imágenes y con ayuda de las distintas cámaras existentes en el mercado puedes incluso realizar análisis de video como reconocimiento de matrículas, conteo y seguimiento de personas. Algunas son autónomas otras con base en los ordenadores.

 

Si en algún catálogo o en internet has visto las siglas NVR y NDVR, no te asustes, aclaramos el concepto: un NVR no es más que un DVR IP, y llamamos NDVR a los DVR Híbridos que combinan varias tecnologías. Simplemente nosotros llamamos a todos los dispositivos de grabación DVR para simplificar, pero creíamos necesario explicar aquí que es cada sigla. Esperamos que no se nos haya quedado ninguna sigla en el tintero sin explicar, no obstante, si tienes alguna duda te animamos a que dejes un comentario.

Físicamente la mayoría de los DVR son similares, la verdadera diferencia radica en su interior, en la capacidad de procesamiento, en la gestión que cumple y  la adaptación de su software, así como otras muchas funciones de valor añadido que cada fabricante integra en sus dispositivos.

 

La importancia del Disco Duro

Otro componente que no puede escaparse de vista es el Disco Duro o HD, ya que es el único que permitiría el almacenamiento de los registros de las cámaras y el tiempo dependiendo de su capacidad. Estos discos duros en ocasiones vienen incorporados en el hardware de distintos DVR, y en otras tantas como un anexo.

Te mostraremos algunos tipos de disco duro que tu DVR podría usar:

SATA III

Son los más usados en el mundo y son los típicos en una pc estándar. Los discos duros SATA III son discos mecánicos que a diferencia de los discos SDD tienen plato y cabezal, similar a un tocadiscos.

Son de fácil adquisición, pero su velocidad de respuesta es menor a otros tipos de disco duro.

Discos duros SDD

La instalación de estos se realizan con los sistemas operativos Windows, Linux, MAC OS y aplicaciones de alto rendimiento. Son muy parecidas a un pendrive. No tienen partes mecánicas. En lugar de contener en su interior un plato y un cabezal, igual que si fuera un tocadiscos, la estructura de los discos ssd es una placa de circuitos con chips de memoria y componentes fijos.

Son mucho más rápidos que los discos sata ya que su tiempo de acceso y latencia son menores y posee mayor tolerancia a los fallos con el paso del tiempo, sin embargo su elevado precio no lo hace tan apetecible en el mercado..

Discos duros SAS o SCSI

Son los más usados en entornos profesionales y normalmente vas a encontrar discos duros sas en sistemas de almacenamiento tipo IBM System Storage, Disk Storage Systems de HP, etc.

 

Los discos duros SAS son la versión moderna de los discos SCSI, a su vez muchísimo más rápidos llegando a tasas de transferencia de datos de 6 Gbits/s.

 

Gracias por visitarnos!

SOLICITE SU PRESUPUESTO ONLINE

Empresa

Su e-mail (requerido)

Su N° de teléfono

Su mensaje

También puede comunicarse llamando al (011) 5275-8525 o escribiéndonos un correo a [email protected]

2018-04-19T00:31:36+00:00
WhatsApp chat