En qué consiste un sistema CCTV y cómo puede proteger a tu comercio.

Como muy sabiamente lo describió Abraham Maslow en su pirámide de necesidades, la seguridad se ubica en el segundo peldaño como base del ser humano, y esto abarca la seguridad física, de salud, de empleo, familiar y moral, pero estamos más que seguros de que si el psicólogo y sociólogo estadounidense viviese en la actualidad, allí mismo aparecería reflejado la ‘seguridad comercial’, y es que cómo no ha de serlo, si en la actualidad, son miles de casos de hurtos y crímenes en general, que se informan a las autoridades día a día, donde se ven afectados miles de comercios, sufriendo pérdidas multimillonarias si hacemos un agregado anual.

Por ello, la tecnología misma y el tiempo nos ha llevado en el camino de la creación de programas y sistemas óptimos de seguridad, que sean capaces de mantener nuestro negocio y mercancía mucho más segura y alejada de los ‘dueños de lo ajeno’ que pretendan hacernos daño.

Uno de los sistemas más utilizados por los distintos comercios en el mundo desde Manufactureras hasta pequeño retailers es el CCTV  “Circuito Cerrado de Televisión” (inglés “Closed Circuit Television”), el cual consiste en la instalación y manipulación de una o más cámaras de monitoreo y vigilancia, que muestran en tiempo real las eventualidades que se presenten en los interiores o exteriores del establecimiento.

Las imágenes capturadas por las cámaras no son de transmisión pública, estas son sólo para el uso y visualización a través de los televisores de la seguridad del local y otros autorizados, a su vez, son almacenadas en un dispositivo de datos para conservar pruebas de lo suscitado en caso de ser necesario (hurto, robo, secuestros, asesinatos, mal despacho de mercancía, negligencia laboral, entre otros).

¡Los sistemas CCTV se personalizan a la entera disposición y naturaleza del solicitante!

Estas cámaras por lo general se encuentran en lugares estáticos, aunque hay otras que pueden desplazarse por medio de rieles cambiando su ubicación, sin embargo todas ellas manejan detalles como zoom, enfoque, cambios de ángulos, inclinaciones, vista panorámica y de 360 grados en algunos casos (las de  avanzada).

Si bien el CCTV nos permite estar al tanto de lo que sucede en nuestro comercio durante el día, quizá el momento de mayor utilidad sea durante la noche, por lo cual las cámaras de mayor tecnología poseen sistema de visión con infrarrojos, que te permiten no perder detalle de tu negocio así la iluminación sea escasa en el momento. En otros casos las mismas pueden sincronizarse y activarse con sensores de movimiento que poseas en el lugar.

Entre los sistemas de CCTV podemos encontrar tres tipos de tecnología a tu disposición, por el momento. Existen las cámaras analógicas, las digitales HD-TVI y las de tecnología IP, todas estas trabajan con monitores que pueden ser operados desde el mismo lugar o de forma remota; esta transmisión y almacenaje de imágenes, puede realizarse alámbrica o inalámbricamente.

Para estos sistemas lo más aconsejable y usual es que se trabajen con multicámaras es decir, dos o más cámaras que reflejen la actividad captada en uno o varios monitores.

Por cuestión de economía y comodidad es típico ver las distintas imágenes de las cámaras en pantalla dividida en un solo monitor especializado que incluso puede traer el disco duro de almacenaje de vídeo incorporado. Este monitor es controlado por un aparato llamado ‘multiplexor’ el cual recibe una codificación personalizada para que luego pueda ser manipulado (cambiar de cámaras, movimientos y ángulos) por el o los operadores que conozcan los códigos.

Los sistemas de CCTV en la actualidad han dejado de ser un lujo para convertirse en una necesidad obligatoria, ya sea para defenderte de crímenes, fraudes y estafas, hasta para reclamar al seguro. Estos los puedes encontrar en todos lados, desde bancos, pasando por hipermercados, joyerías, tiendas, farmacias, estadios, hoteles, antros y hasta en el hogar.

Abonado a ello algunas de las ventajas que obtendrías con un sistema CCTV serían:

  • Tener un control de pérdidas por robo o hurto.
  • Las cámaras no solo te ayudarán a atrapar criminales en el acto, ya que tan sólo la presencia de las mismas hará que ellos lo piensen dos veces antes de cometer algún acto contra tu comercio.

–   Mejorarás la experiencia de tus clientes reforzando su seguridad y confianza dentro y fuera de tu establecimiento.

–   Promoverás el buen comportamiento entre tus empleados, y evitarás que realicen acciones equivocadas controlando el hurto interno.

– Conocerás más ampliamente el inventario, horas tope, clientes habituales y personas de dudosa procedencia que visitan el local, con lo cual podrías hacer una alerta temprana a las autoridades.

– Contarás con Evidencia: Si un crimen es efectuado dentro o alrededor de tu comercio, y la persona involucrada es capturada por las cámaras, entonces tendrás valiosa evidencia para resolver el caso.

 

Tener un negocio sano, monitoreado con un sistema de seguridad CCTV, será de gran utilidad y tranquilidad. Si no posees uno, no lo pienses más, consultanos que opcion es la más conveniente y ordená la instalación de este sistema de vanguardia. ¡Más que un gasto será la mejor inversión que hayas realizado! 

SOLICITE SU PRESUPUESTO ONLINE

Empresa

Su e-mail (requerido)

Su N° de teléfono

Su mensaje

También puede comunicarse llamando al (011) 5275-8525 o escribiéndonos un correo a [email protected]

2018-04-19T00:31:37+00:00
WhatsApp chat